• CON INFORMACIÓN
    DE PROYECTOS CONSTRUIMOS UN
    PUENTE ENTRE EL PROVEEDOR Y EL
    MANDANTE.
  • Contribuimos
    A Construir y mantener el
    compromiso entre
    colaboradores y empresa.
  • Lo que no se comunica
    No existe. Convertimos
    Tu información en
    Noticias.
  • LO QUE NO SE
    COMUNICA NO EXISTE.
    CONVERTIMOS TU
    INFORMACIÓN EN NOTICIAS.
Noticias

Beneficio social de US$ 609 millones anuales genera cambiar peajes manuales por tag

Los autos tardan en promedio dos minutos en el proceso de pago en las casetas, y los buses y camiones el doble. Así, los chilenos pierden 15 millones de horas al año en esos trámites, según un informe del MOP. Ministerio adelanta cómo masificará el televía.

Fuente: www.economiaynegocios.cl

07-08-2018 | El Gobierno está empeñado en impulsar el plan "Chile sin barreras", que apunta a reemplazar las casetas de peaje manuales por un sistema de flujo libre en las rutas interurbanas de todo el territorio.

Ya se ha avanzado con la incorporación de mecanismos de televías en las autopistas Radial Nororiente y Santiago-Lampa, y el Ministerio de Obras Públicas (MOP) ha señalado que el beneficio social de instalar tag en los peajes de dichas rutas y en otras de acceso a la capital (Ruta 68, 78, 5 Sur y 57) implica un beneficio social para el país de US$ 157 millones anuales.

A nivel nacional hay 179 plazas de peaje. Si todas ellas migrarán de cobro manual a televía o incluyeran en sus pistas el modo free flow , el beneficio social para el país sería de US$ 609 millones anuales, señala un informe elaborado por el MOP. La inversión para efectuar esa transformación promedia US$ 1,5 millones por plaza, la que se realizaría una vez, mientras que el impacto económico estimado es anual.

El informe, junto con destacar que la demanda por viajes en rutas interurbanas se duplicó entre 2010 y 2017, señala la necesidad de implementar en el corto plazo el free flow para aliviar la congestión, ya que "la construcción e implementación de los proyectos de infraestructura vial toman tiempo". El documento agrega que esta tecnología permitiría a los usuarios disponer de mayor tiempo para sus intereses personales, impactaría positivamente en la productividad del país y brinda mayor seguridad a los transportistas.

Según el texto, el tiempo que destina un conductor a pagar en el peaje manual es de dos minutos, considerando la detención, puesta en marcha y bajo un supuesto de que haya dos autos antes en la fila. En el caso de los vehículos pesados (camiones y buses), el tiempo requerido es el doble. Así, anualmente los chilenos pierden cuatro millones de horas en los peajes manuales de acceso a Santiago y unas 15 millones de horas en todo Chile.

Sobre la posibilidad real de poner en marcha los tag en la mayor parte de las rutas chilenas, el ministro de Obras Públicas, Juan Andrés Fontaine, recuerda que en los peajes de las autopistas que llegan a Santiago se van a instalar sistemas de telepeaje "de aquí al verano o inmediatamente después del verano, y esos son cambios a los contratos vigentes".

Añade que en el resto del país se hará a medida de que culminen los actuales contratos. "Al momento de la relicitación, vamos a establecer como condición que se instalen sistemas de telepeaje y lo mismo haremos en las nuevas autopistas que se hagan". Fontaine indica que la relicitación de "buena parte de la Ruta 5, Rutas 68 y 78 enteras, ocurren durante este gobierno".

Fontaine asegura que "de todas maneras" en otras regiones habrá interés por pasar de peaje manual a televía, "porque va a significar un ahorro de tiempo importante". Comenta que se debe definir una estrategia para masificar el dispositivo tag y "es un proceso que se va a hacer a lo largo de los próximos cuatro a cinco años".

De todos modos, precisa que en los accesos a Santiago coexistirán los modos de cobro manual y de flujo libre.

Contáctenos

Top