• CON INFORMACIÓN
    DE PROYECTOS CONSTRUIMOS UN
    PUENTE ENTRE EL PROVEEDOR Y EL
    MANDANTE.
  • Contribuimos
    A Construir y mantener el
    compromiso entre
    colaboradores y empresa.
  • Lo que no se comunica
    No existe. Convertimos
    Tu información en
    Noticias.
  • LO QUE NO SE
    COMUNICA NO EXISTE.
    CONVERTIMOS TU
    INFORMACIÓN EN NOTICIAS.
Noticias

Tips de los expertos en viajes de negocios

¿Maleta de mano o grande? ¿Abordar primero o último? ¿Qué sobren o que falten cosas? La mayoría de las personas que viajan frecuentemente por trabajo tienen definiciones respecto a ítems que para el resto de los pasajeros podrían parecer casi azarosos pero que pueden ser claves en cuanto a la eficacia y la comodidad.

Fuente: www.latercera.com

14-05-2018 | Viajar constantemente puede ser agotador, no sólo por el tema de los horarios, sino que también -casi sobre todo- por la serie de trámites que hay que hacer desde se sale hasta que se vuelve a la casa u oficina.

No es de extrañar que las personas que pasan mucho tiempo volando tengan una especie de rutina y algunos trucos para hacer que el viaje sea más agradable. Cuatro viajeros frecuentes nos contaron sus definiciones respecto a ciertos temas y entregaron sus recomendaciones para quienes viajan por trabajo.

En lo posible, usar maleta de mano

Viajar sólo con maleta de mano significa viajar con menos cosas y que hay ciertos artículos que no podrás llevar porque están prohibidos en el avión, como perfumes, líquido para lentes de contacto o cosas afiladas como una aguja. Sin embargo, viajar únicamente con el equipaje de mano le da al pasajero más libertad y hace el paso por los aeropuertos más expedito ya que no hay que esperar que bajen las maletas del avión. Además, al llevar la maleta arriba no hay riesgos de que tu equipaje se pierda o no llegue.

Entre la maleta de mano o la grande para llevar abajo, el gerente general de Quiñenco, Francisco Pérez Mackenna, elige la de mano y comenta que en ella no puede faltar “ropa para un día”. “Para viajes de negocios recomiendo llevar maleta de mano y evitar así la demora en aeropuertos y riesgo de pérdida de maleta”, señala el empresario Jorge Errázuriz.

Juan Yarur, fundador de Fundación AMA, y Alejandra Mustakis, presidenta de la Asociación de Emprendedores de Chile (Asech), no son tan tajantes. “Todo depende de qué tan largo sea el viaje, idealmente de qué es más simple. Esto solo resulta cuando se trata de una reunión con museos o cosas muy puntuales de arte, cuando es más de una semana, con muchos eventos, la maleta grande, siempre pensando llevar lo menos posible”, explica Yarur.

La respuesta de la presidenta de Asech va en la misma línea: “Si es un viaje cerca de negocios, maleta de mano pequeña que me permita viajar ligera y muy práctica, solo con lo esencial. Pero si el viaje es largo, me gustan las maletas grandes, porque me encanta tener espacio para traer recuerdos para las personas que quiero”.

Audífonos, libros y pantuflas para el vuelo

Alejandra Mustakis y Jorge Errázuriz llevan siempre en los vuelos audífonos, el empresario además lleva un cojín para el cuello y buena lectura. El gerente general de Quiñenco también viaja con un libro, sin falta. Por su parte, Juan Yarur cuenta que siempre lleva un par de pantuflas “para no tener que ponerme los zapatos dentro del avión”.

Yarur, que acaba de llegar a Miami desde Nueva York, luego de haber estado en Munich -donde recibió el Premio Montblanc de la Culture Arts Patronage-, revela que a sus viajes, sin importar el destino, siempre lleva un antifaz para dormir. “Uno nunca sabe cómo son las cortinas de los lugares”, revela.

Adaptadores y remedios, siempre a mano

Francisco Pérez Mackenna contesta que aprendió a tener siempre a mano remedios, Juan Yarur es más específico y afirma que tiene siempre al alcance Engystol “para evitar los resfríos” y un adaptador internacional con USB incluido. Errázuriz también viaja siempre con un enchufe internacional “y con una zapatilla con alargador”.Abordar primero y dormir durante el vuelo.

Es difícil elegir si subir al avión primero o último, enfrentarse a la fila o esperar sentados a que se acabe. Francisco Pérez Mackenna, Juan Yarur, Alejandra Mustakis y Jorge Errázuriz coinciden abordar primeros. Eso sí, este último hace una distinción: “Si viajo en business o primera, abordo último”.

Los cuatro viajeros frecuentes eligen dormir durante el vuelo, aunque Errázuriz comenta que no duerme más de 4 o 5 horas y que lee mucho.

¿Menos es más?

Una pregunta que divide a los viajeros es si es mejor llevar más cosas de las necesarias o menos. Es decir, que sobren cosas o que nos falten. Pérez Mackenna prefiere que falten y Alejandra Mustakis comenta que si el viaje es corto prefiere “viajar liviana”.

“Pero si es un viaje más largo, no me gusta improvisar y a veces prefiero llevar cosas de más, con tal de tener las herramientas que necesito”, distingue la presidenta de la Asech. En esa vereda se ubican también Jorge Errázuriz y Juan Yarur, quien advierte: “Que falte puede ser complejo”.

Contáctenos

Top