• CON INFORMACIÓN
    DE PROYECTOS CONSTRUIMOS UN
    PUENTE ENTRE EL PROVEEDOR Y EL
    MANDANTE.
  • Contribuimos
    A Construir y mantener el
    compromiso entre
    colaboradores y empresa.
  • Lo que no se comunica
    No existe. Convertimos
    Tu información en
    Noticias.
  • LO QUE NO SE
    COMUNICA NO EXISTE.
    CONVERTIMOS TU
    INFORMACIÓN EN NOTICIAS.
Noticias

Profundidad de la nueva Línea 6 complica a usuarios del metro

Nueva extensión se construyó a un nivel más profundo para facilitar zonas de combinación con otras líneas de la red y evitar "fricciones" con ductos y autopistas.

Fuente: www.economiaynegocios.cl

05-12-2017 | La nueva Línea 6 del metro sigue acumulando aplausos entre los más de 110 mil pasajeros que a diario se suben a ella. Además de la reducción en tiempos de viaje de más de 60%, sus estaciones y los espacios públicos que ha generado están entre los rincones más fotografiados y visitados por los santiaguinos en el último mes. Sin embargo, la línea ha constatado una realidad que genera ciertas incomodidades entre los pasajeros del metro.

Una ciudad que hace un uso cada vez más intensivo de su subsuelo, con estacionamientos y autopistas, además de la opción por evitar roces con ductos o restos arqueológicos, ha obligado a construir el último metro de Santiago a una mayor profundidad. Según cifras de Metro, la Línea 6 promedia 27 metros de profundidad, diez más que los 17 metros que tienen la Línea 1 (1975); ocho más que los 19 de la Línea 2 (1978); seis más que los 21 de la Línea 4 (2005), y cuatro más que los 23 de la Línea 5 (1997).

Esos metros de diferencia son percibidos en mayores tiempos de viaje y cierta incomodidad para los usuarios. En estaciones como Los Leones, los pasajeros deben subir cuatro o cinco pisos para salir desde el tren a la superficie. "Me demoro hasta siete minutos o más en salir. Al final, puede ser la mitad de mi tiempo de viaje", se quejaba Ruth Bravo, usuaria del servicio. "Yo voy desde Ñuñoa a Los Leones. Me demoro lo mismo en el tren que en salir de la estación. Demasiado. Lo que no se entiende es que las escaleras mecánicas no estén sincronizadas para subir más rápido y obliguen a darse la vuelta", añade Jaime Barros, también pasajero habitual.

El gerente general de Metro, Rubén Alvarado, dice que la Línea 6 se diseñó con mayor profundidad "porque conecta con otras como la 2, la 5 o la 1. Para hacer conexiones, necesariamente tenemos que ir más profundo que esas líneas. Pero hemos paleado eso con más accesibilidad, ascensores y escaleras mecánicas", señala.

Esta realidad seguirá profundizándose en el futuro: La Línea 3 tendrá tramos a más de 30 metros de profundidad y lo mismo se espera para la Línea 7, que se entrega en 2024. Al respecto, Alvarado dice que "aún hay que revisar el trazado. Tratamos de hacerla lo menos profunda posible, sin duda. Pero en la medida en que tengamos un cruce con la Línea 2 y conexiones con la Línea 1, tenemos que ver que sea más profundo que esas líneas".

El especialista en transporte y urbanismo del MIT, Raimundo Cruzat, dice que en otros países los desafíos de diseñar metros más profundos se han resuelto en el diseño.

Contáctenos

Top